Sierra de Las Villas


Ruta: Circular por Vílchetes

(Cortijo La Escalera, Vértice Vílchetes, Cortijo Vílchetes, Túneles Aguascebas)


Ruta - Circular

Longitud - 14 km 

Duración - 5:47h (Aprox.)

Desnivel Acumulado - 392m. 

Altitud máx. - 1253m

Interesante y aventurera ruta que realice con los amigos Mariano, Paco y Ramón en la Sierra de Las Villas.

La ruta la comenzamos junto al embalse del Aguascebas. Empezamos a caminar por la carretera asfaltada que va a Mogón durante 200 metros aproximadamente desviándonos a la derecha y enlazando con una senda sin señalizar que va hasta el Cortijo La Escalera de Vílchetes. La senda es cómoda y va ganando altura poco a poco, pasando por la Pará del Vaco y viendo a lo lejos La Morra, Pardal , El Prado de Cañada de La Canaleja, etc. Antes de llegar al Cortijo de la Escalera nos desviamos hacia la derecha en busca de las impresionantes vistas que hay desde el Collado de Los Balones a Navazalto, La Osera, La Morra, Pardal, Casas de Los Ingenieros, etc. El cortijo de la Escalera lo teníamos muy cerquita y pronto llegamos a él. Nuestra sorpresa fue que estaba el dueño del cortijo, uno de los antiguos lugareños que quedan por esta zona. Con él charlamos un buen rato en su huerto, contándonos anécdotas e historias pasadas. Le comentamos que de él hablaban en el Gran Libro de la Sierra de las Cuatro Villas. Le prometimos que volveríamos y le daríamos el libro o parte del libro donde hablaban de él. Por cierto, nos dio a probar los tomates de su huerto y estaban deliciosos.

Después de estar un buen rato con él, continuamos la ruta, pasando por la fuente de Vílchetes y un abrevadero.  Nuestro próximo objetivo era subir al vértice geodésico de Vílchetes. Una subida cómoda, campo a través. Las vistas desde este punto eran muy buenas también. Se veía perfectamente el Cortijo de Vílchetes por donde más tarde pasaríamos. La bajada la hacemos por donde subimos pero desviándonos hacia la izquierda buscando la parte baja del cortijo La Escalera y llegando hasta el cauce de un arroyo seco (es mejor no llegar hasta el arroyo para evitar un pequeño barranco que hay que bajar y nos desviamos más a la derecha en busca de la nava mejor). La senda la encontramos muy pronto por la ladera de donde se encuentra el cortijo, una senda en perfectas condiciones. Esta senda va a parar a otra senda de herradura empedrada que cruza una pequeña  nava. Pronto se pierde y casi campo a través enlazamos la senda que va a parar al Cortijo de Los Vílchetes. Antes pasamos junto a una alberca redonda y una fuente que hay apegada a un arroyo seco. Desde el cortijo sale un camino que va a parar a la carretera asfaltada que baja a Mogón. Nosotros campo a través acortamos un buen trozo y la enlazamos mucho más abajo con la carretera. Por el asfalto caminamos durante unos 500 metros aproximadamente, pasando antes junto a una vivienda con una reja en la entrada. Merece la pena desviarse y disfrutar de las vistas que hay desde este punto. Continuamos por la carretera asfaltada y el primer camino que sale hacia la derecha lo cogemos y lo seguimos hasta bajar a un olivar por donde pasa la senda que va a los túneles de las antiguas canalizaciones del Aguascebas, por los túneles pasan dos tuberías en desuso. Pronto abandonamos el olivar y nos adentramos entre pinos, zarzas y mucho matojo en busca del primer túnel, el número 19. Como son tantos túneles, resumo un poco. Todos los túneles tienen en la entrada una caseta con la puerta abierta en la entrada y salida de cada uno, el túnel  7 y 10 son muy largos y no se ve el final, hay que llevar linterna y no ir solo, hay murciélagos, sapos, mosquitos, arañas y muchos más bichos en su interior. Hay uno que hay que cruzar un acueducto en mal estado, le falta la valla pero con precaución se pasa bien. Cuando se acaba un túnel hay que andar al aire libre hasta llegar al siguiente, no están juntos. Y hay un par de pasos que la senda se ha perdido y también hay que tener cuidado ya que son barrancos. El último túnel que cruzamos es el que está en el sendero de la Osera y que sale al camino. Ya desde este punto se ve el rebosadero del Aguascebas y después de una buena subida vemos el Embalse. Pronto llegamos al principio y final de ruta.

Entrada a los túneles por los que pasaríamos (las dos tuberías que hay están sin uso)

Embalse Aguascebas

Antiguo cortijo de la Tía Eufemia

Prado Cañada de la Canaleja

La senda empezaba a coger altura y observamos La Morra de fondo

Por la Pará del Vaco

Hacia ese puntalillo iríamos para ver las magnificas vistas de La Osera, Navazalto...

Llegando al Collado de Los Balones, donde tendríamos unas magnificas vistas

Al fondo observamos las Casas de Los Ingenieros donde hay un mirador precioso

Navazalto y Cerro Santa María de fondo

A lo lejos veíamos algunas casetas por donde luego entraríamos a los túneles

Cigzageante sendero el que hay por El Tranco del Polvorista

Cortijo La Escalera

Hacia el Cortijo La Escalera

Mariano y Paco observando la huerta del cortijo

Fuente de Vílchetes.

Alberca procedente de la fuente de Vílchetes

Juan, dueño del Cortijo La Escalera

Verduras recién cosidas de la huerta del Cortijo La Escalera. Nos dio unos tomates a probar y estaban deliciosos!!

El grupo con el dueño del Cortijo de La Escalera. Uno de los poco lugareños que quedan por estas sierras. Su nombre es Juan. Fue todo un placer conocerlo y charlar con él. En el libro llamado Sierra de las Cuatro Villas hablan de este señor.

Juan, contándonos algunas anécdotas de la zona

Pilar que hay cerca de la nava

Nava que hay que cruzar para ir al vértice geodésico de Vílchetes

Vistas desde el vértice de Vílchetes 

Subida al vértice de Vílchetes

Vistas desde el vértice de Vílchetes

Vistas desde el vértice de Vílchetes

Vértice de Vílchetes 1271 metros

Mariano cruzando el viejo camino

Viejo camino que hay entre el cortijo de la escalera y cortijo de Vílchetes

Cortijo de Vílchetes

Alberca del Cortijo de Vílchetes

Fuente que hay apegada al arroyo que pasa por el cortijo de Vílchetes

Resiego

Silla a la sombra y fresco de este arbol

Cortijo de Vílchetes, en los mapas viene con el nombre del Hoyo La Almanteja pero los lugareños dicen que se llama Vílchetes.

Aquí hay que desviarse unos 10 metros de la carretera para asomarse a un mirador con vistas al Barranco del Polvorista y Navazalto

Barranco del Polvorista y Navazalto

Respiradero que sale del interior de la tierra. Seguramente para respiración de alguna canalización.

Fuente que hay apegada al sendero que va a los túneles

Túnel 19, el primero por el que empezaríamos a cruzar, hasta llegar al total de 15.

Cueva que vimos al acabar un tunel

Ramón y Paco eran los primeros siempre en pasar

El amigo Mariano era el que iba en el último lugar, cerrando el grupo y alumbrando bastante con sus linternas.

Acueducto con la barandilla rota. Hay que tener mucho cuidado al cruzarlo.

Este es el acueducto que hay que pasar para ir al siguiente tunel

El amigo Ramón disfrutaba como un crio

Este es el único túnel que hay con ventanas al exterior. La verdad que da confianza el ver pasar la luz!!

Son muchísimos los murciélagos que hay dentro de los túneles, algunos de grandes dimensiones.

Esta estructura de hierro nos la encontramos durante el recorrido

Muchos fueron los sapos que vimos en el interior de los túneles. Yo creo que están ciegos y viven dentro sin salir al exterior. Hay muchos mosquitos y arañas de las que se alimenta.

Interior del túnel más largo

Toda esta parte que se ve la cruzamos por el interior de los tuneles

Este es el último túnel que cruzamos. Va a salir al sendero de La Osera

La Morra desde el sendero de La Osera

Embalse del Aguascebas desde el sendero de La Osera